¡ES EL MINUTO DE LA AFICION!

Minuto de la afición nace con el propósito de analizar el fútbol con un cierto toque de “forofismo” sano. En “Minuto de la afición” somos unos enfermos del fútbol, de todo el fútbol, liga nacional, como ligas extranjeras.

Si alguien está interesado en que hagamos un artículo dedicado a algún equipo o liga, en concreto, pídanlo en comentarios, y en breve le daremos una respuesta.

Un saludo y gracias por leernos!

Anuncios

Un espejo llamado Villarreal.

Un equipo que deambulaba entre la segunda y la tercera división del campeonato español, un día llegó a primera para quedarse.

En la temporada 1998-99, el Villarreal llegó a la primera división tras un gran año, en el que quedó 4º clasificado en segunda, lo que le permitió jugar la promoción, en su enfrentamiento con el Compostela (0-0 en el Madrigal, 1-1 en Compostela).

Hizo su debut con una temporada decepcionante, quedando en el puesto 18 y siendo superado en la promoción por el Sevilla con un global de 3-0, no obstante el año siguiente volvería a subir para consolidarse.

Entre 2000-2004 quedaron en buenas posiciones en la liga, quedando 7º, 15º y 15º, respectivamente, y disputando la intertoto en dos ocasiones, superado por el Málaga en el año 2002, y ganando al Heerenveen  por 1-2 global, en el año 2003, lo que le dio la opción de disputar la Copa de la UEFA por primera vez en su historia.

Esa temporada, el conjunto amarillo incorpora a históricos del club como Riquelme, Arruabarrena, Cazorla o Reina, marcando el inicio del éxito para el submarino, que consigue terminar 8º en liga y acabar en semis de la Copa de la UEFA. No obstante, en verano el conjunto castellonense conseguiría su segunda Intertoto, con la clasificación de nuevo para la Copa de la UEFA.

En el año 2004 llega la auténtica revolución de los amarillos, cuando el chileno Pellegrini toma los mandos del banquillo, dando así el salto a Europa, año en el que se incorporan jugadores como Gonzalo Rodríguez o Diego Forlán. De esta manera, en la primera temporada de Pellegrini, el equipo amarillo consigue quedar 3º en la liga, por detrás de Real Madrid y Barcelona, y consiguiendo así un puesto para la previa de la UEFA Champions League.

La temporada 2005-06 es una de las más exitosas de su historia, pese a su séptimo puesto en la competición liguera. Comienza la Champions eliminando al Everton inglés en la ronda previa, quedando encuadrado con el Lille, Benfica y Manchester United. Contra todo pronóstico, ningún equipo es capaz de vencer al conjunto del “ingeniero”, y queda primero de su grupo, encontrándose con el Rangers de Glasgow en los octavos, empatando 2-2 en Escocia, gracias a los goles de Riquelme y Forlán, contestados por Lovenkrands y Peña (pp) y repitiendo empate, esta vez 1-1 en el Madrigal con goles del vasco Arruabarrena para los de casa y Lovenkrands de nuevo para los escoceses.

Llegaban los cuartos, y con ellos un hueso duro de roer. Tocaba el Inter de Milán. Tocaba sufrir.El primer partido en el Giussepe Meazza, comenzaba bien para los amarillos cuando en el minuto 2 Forlán marcaba, pero Adriano en el 7´y Martins en el 52´, remontaron. Se avecinaba un partidazo en el Madrigal, donde un solitario gol de Arruabarrena daba el pase a los amarillos entrando en las semifinales de la Copa de Europa por primera y unica vez (siendo su mejor posición en Europa).

Llegaba el Arsenal de Lehman, Henry y compañía, que se habían “cargado” en octavos al Real Madrid, y en cuartos a la Juventus. Nada despreciable la competición de los Gunners. El primer partido en el Highbury fue muy igualado, en el que los rojos superaron 1-0 a los amarillos con un solitario gol de Touré. Llegaba el partido más importante de la historia para el submarino, con su enfrentamiento en el Madrigal, donde el cnjunto castellonense hizo méritos para ganar el partido. En los últimos minutos del encuentro, pasó algo que no se olvidará nunca. Jose Mari se internaba en el área, y un joven Clichy lo derriba. El árbitro pita el penalti. El Madrigal etalla de júbilo y ven como la posibilidad de empatar está muy cerca. Riquelme coge el balón con confianza y Mira desafiante a Lehman, mientras por las cabezas de los aficionados pasaban los goles marcados por su equipo. Riquelme cogió aire, ejecutó… Y falló. Más bien Lehman paró. El sueño acababa de esfumarse. Tras un año inolvidable por Europa, el equipo cae en las semis, en una champions que ganaría el Barcelona, y en el que el propio Lehman acabaría siendo el mejor portero de la competición.

Las siguientes temporadas fueron aceptables, hasta que en la 2007-2008, el conjunto amarillo hizo más de lo que debía cuando asaltó el segundo puesto de liga, quedando subcampeón a 8 puntos del Real Madrid y 10 por encima del Barcelona, quedando así clasificado para la champions league de nuevo.

Temporada 2008-09, llega un nuevo año de Champions, en el que el conjunto amarillo queda encuadrado con United, Celtic y Aalborg, quedando 2º tras el Utd. En la ida de los octavos de final, empata 1-1 en el Madrigal con el Panathinaikos, con goles de Rossi y Karagounis, y ganando en Grecia 1-2 con goles de Ibagaza y Joseba Llorente.

Llegaban los cuartos de final, donde se olía venganza ante el Arsenal. En el Madrigal, los amarillos empezaban bien con un gol de Senna, pero un golazo en la segunda parte del Togolés Adebayor igualaría el encuentro, y un 3-0 en el Arsenal Stadium, partido en el que los amarillos se cayeron y sufrieron la goleada de los ingleses. Ese mismo año, se quedaban con la quinta posición en Liga.

En la temporada 2009-10 Manuel Pellegrini se ganó un puesto en el Real Madrid, dejando a Valverde en el banquillo, donde no consiguió dar nivel, y terminó fuera del equipo, cuando lo cogió Garrido, y consiguió llegar a la 7ª plaza en liga, sin conseguir plaza europea, por vía deportiva, algo que consiguió en los juzgados por el veto al Mallorca de jugar en Europa por su delicada situación económica.

En la temporada 2010-11, el equipo remonta y hace un año espectacular, alcanzando el cuarto puesto en liga, y llegando a las semifinales de Europa League, haciendo una remontda tras otra, siendo frustrada por el Oporto, que a la postre sería campeón.

El año 2011-12, sería nefasto. Empezó superando la ronda de champions, pasando a los grupos, quedando en el grupo de la muerte con el Nápoles, Bayern de Munich y Manchester City, sin conseguir ni 1 solo punto, y quedando eliminado a las primeras de cambio. Por otra parte, en la competición de liga, es irregular, y tras las lesiones de casi todos sus jugadores bandera, el equipo cae al descenso, el cual se consuma con el empate entre Rayo y Granada en el último partido de liga.

2012-13, el año comenzaba con la marcha de jugadores como Gonzalo o Valero, y en el banquillo un hombre sin experiencia como Julio Velázquez, y no funcionó. Marcelino tomaba las riendas en la segunda vuelta en el que se notó una mejoría, dando el salto de calidad que permitía a los amarillos quedar primeros y subir. En esa temporada el club se encuentra totalmente saneado, y renuncia, ante sorpresa de todos a las subvenciones públicas.

Ya en primera, el submarino consigue clasificarse para la Europa League, y comienza la era Marcelino, en la cual se consiguen grandes años.

En esta temporada 2015-16 el conjunto queda cuarto en liga, consiguiendo el pase a la previa de la champions, y llegando a semis de Europa League, tras meritorias eliminatorias contra el Nápoles o el Bayer Leverkusen, y cayendo ante el Liverpool en Anfield.

Este Villarreal es un modelo a seguir, un equipo que ficha a jugadores desconocidos, a bajo precio, y vende muy bien. Así, un equipo desconocido antes del siglo XXI, ha conseguido grandes éxitos, y seguramente lo seguirá haciendo.

 

 

Cuando la historia del Sevilla cambió.

Esta noche el Sevilla puede ganar su 5ª Liga Europa. Nos estamos acostumbrando a ver al Sevilla ganar títulos importantes, pero… ¿Es tan normal como nos parece?

La historia de este club comienza un 25 de enero de 1890, siendo así uno de los equipos con más historia del fútbol español. Desde que la competición liguera nacional se iniciara allá por el año 1929, el Sevilla ha disputado nada menos que 71 temporadas en la máxima categoría y 13 años en la segunda división.

En la primera temporada de liga, jugada por 10 equipos, fueron llamados a la primera los 6 equipos que habían ganado la copa del rey, más 3 que fueron subcampeones, así como un equipo más que saldría de una eliminatoria entre todos los demás. El Sevilla llegó a la final, pero no fue capaz de ganar al Racing de Santander en una eliminatoria que se jugaría a doble partido. Bien, pues 5 años después en 1934, llegarían por primera vez a la categoría de oro, y disputaría su primer año en la temporada 1934-35, curiosamente, temporada en la que su eterno rival el Real Betis Balompié ganó su única liga imponiéndose ante el Real Madrid.

A partir de ese año, jugaría varias décadas consecutivas en la primera división, consiguiendo sus mejores resultados históricos entre 1942 y 1946, con un subcampeonato, un tercer puesto, y la única liga hasta el momento ganada por el conjunto hispalense en la temporada 1945-46, imponiéndose al Barcelona, segundo. A partir de entonces fue ganando popularidad, y consiguiendo grandes puestos en los años venideros, y en la temporada 56-57, consiguió el pase para la Copa de Europa quedando 2º en liga, gracias a que el Real Madrid consiguió ganar la Copa de Europa ese mismo año.

En la década de los 60, el club entró en una profunda crisis económica, contraída por la construcción del Ramón Sánchez-Pizjuán, lo que le hizo vender a sus mejores jugadores, consumando el primer descenso de su historia en la temporada 1967/68, 31 años después de debutar, quedando último de la liga, aunque al año siguiente consiguieron el ascenso de nuevo, que duraría tres temporadas, puesto que en el año 1973 bajaría de nuevo a segunda, para estar dos años en segunda, pues en el 75 consiguieron un ascenso que duraría unos cuantos años.

A partir de los 80, el equipo se refuerza con nombres importantes como Buyo y Francisco, y Miguel Muñoz a los mandos del barco. Entonces, es cuando el equipo empieza a ser el de hacía 20 años, clasificándose un par de veces para la Copa de la UEFA y siendo uno de los conjuntos más regulares de la liga. En los últimos años de la década, los de Nervión empiezan a hacer fichajes con importantes desembolsos, que no llegan a dar el nivel esperado como Bengoechea, o de la Fuente, dirigidos por Javier Azcargorta, acumulando una deuda de 900 millones de pesetas aproximadamente, lo que fue sobrellevando como pudo. En 1989-90 el club consiguió quedar entre los mejores obteniendo una plaza de Copa de la UEFA, y fue cuando el delantero austriaco, Anton Polster consiguió brillar haciendo un total de 33 dianas y estableciendo el récord de máximo goleador en una temporada.

Comenzaban los 90 con expectativas altas, tras la llegada al club en 1992 de Bilardo y de su mano llegó un pletórico Maradona por 7,5 millones de dólares, del que se esperaba que repitiese los éxitos del Nápoles, aunque llegaba con ya 32 años a sus espaldas. Se esperaba mucho del astro argentino, pero su temporada fue decepcionante, y así, entre lesiones y discusiones con el técnico, acabó saliendo del equipo sin pena ni gloria. Un paso fugaz que no dejó más de algún detalle.

En el año 1995 entró en vigor la ley del deporte, la cual obligaba a los clubes a transformarse en Sociedades Anónimas Deportivas, y lo cual dejó a algunos equipos en el alambre, como fue el caso del Sevilla, que no pudo presentar los avales de deuda a tiempo y fue, junto al Celta de Vigo, descendido a la Segunda división B, cambiando a los mismos por el Albacete y el Valladolid, pero tras las presiones de las aficiones de ambos equipos, la Federación rectificó y volvió a incluir a los dos conjuntos en la primera división, contando así con 22 equipos por dos años, los que estuvo el Sevilla en primera, pues en la temporada 96-97 bajó a segunda división de nuevo, para estar dos años más, y volver a subir en la 99-2000 cuando quedó último y se volvió a segunda división, entrando así en una crisis institucional y deportiva unida a la económica.

En la temporada 2000-01, llegan al club Joaquín Caparrós, y el factor determinante que cambiaría la historia del Sevilla, Monchi como Director Deportivo. Ese hombre, que llegaba como un ex jugador del equipo, se ponía a los mandos de la dirección deportiva sin ningún tipo de experiencia y con algunas dudas en algunos sectores de los de Nervión.

Hasta el siglo XXI en el palmarés del sevilla se hallaba una liga, de 1946, y 3 copas de España en 1935, 1938 y 1948, lo cual después de 100 años de historia es un bagaje pobre, y además 52 años sin ganar nada. A partir del nuevo siglo, cuando se consuma el ascenso en el 2001, el club comenzaría las bases de lo que sería un equipo campeón.

En la temporada 2003-04 el club consigue quedar 6º en la competición, ganando así una plaza para la Copa de la UEFA, revalidando puesto en la tabla en la temporada 2004-2005.

La temporada 2005-2006 empezó con buen pie para el conjunto sevillano, con un equipo para el recuerdo, con jugadores como Kanouté, Palop, o los inicios de Dani Alves en la competición, e históricos como Javi Navarro y Pablo Alfaro, con Juande Ramos a los mandos.

Esa temporada, 5º puesto en liga aparte, el mayor éxito fue en la Copa de la UEFA. Encuadrado en el grupo H tras echar en primera ronda al Mainz 05, por 2-0, comenzó la competición venciendo al Besiktas turco por 3-0, sufriendo una derrota ante el Zenit por 2-1, en Rusia, victoria ante el Vitoria Guimaraes de Portugal por 3-1 y empatando 1-1 en Inglaterra ante el Bolton Wanderers, lo que le permitió quedar primero de grupo empatado con el Zenit a 7 puntos. En la ida de los dieciseisavos de final, toca jugar ante el Lokomotiv de Moscú, siempre un equipo duro, al que consigue vencer en la ida en Rusia por 0-1 con gol de Jordi, y en el Pizjuán 2-0 con goles de Maresca, y Antonio Puerta en el 90´.

En octavos de final pierde el primer partido en Francia contra el Lille 1-0 tras un tanto de Dernis, y una noche horrible en la que Kanouté falló lo imposible, pero se resarciría en el partido de vuelta marcando uno de los dos goles de su equipo para remontar al conjunto metropolitano, anotando Luis Fabiano el otro, superando la eliminatoria por un global de 2-1.

En los cuartos de final se encuentra con el Zenit de nuevo, al que golea 4-1 en el Pizjuán y en la vuelta consigue el empate a 1, pasando a los semifinales.

En semifinales llegaría uno de los mejores momentos de la historia del sevillismo, pues tras el 0-0 de Alemania ante el Schalke 04, llegaría el partido recordado, el Sevilla-Schalke, que se desarrolló con mucha tensión entre dos equipos que querían asaltar la final, llegando a la prórroga, cuando, en el minuto 101, un balón cae a los pies de Antonio Puerta en la frontal del área y con un zurdazo anota el golazo que abriría las puertas de la primera final europea del Sevilla, gol que a la postre pasaría a la historia.

En la final, llegaba un Middlesbrough que había sido una de las revelaciones de la competición, y Juande Ramos alineó a Palop; Alves, Javi Navarro, Escudé, David; Navas, Martí, Maresca, Adriano; Luis Fabiano, Saviola. El delantero brasileño conseguiría el primero, en el minuto 27 y ya en la recta final, darían un auténtico espectáculo anotando Maresca (2) y Kanouté con el partido casi terminado.

Posteriormente, la temporada 2006-07 comenzaba superando en la supercopa de Europa al Barcelona por 3 tantos a 0, en el estadio Luis Carlos de Mónaco, y repitiendo título Europeo ante el Espanyol de Barcelona, y tras dejar en dieciseisavos de final al steaua de Bucarest.

En octavos de final se encontraron con un empate ante el Shakhtar Donestsk 2 a 2 en el Pizjuán, y en Ucrania iban perdiendo por dos tantos a 1 cuando Palop, sí, el portero, metería gol en el minuto 94 para empatar el partido y forzar la prórroga en la cual marcaría Chevantón, para dar el pase a cuartos, donde eliminarían al Tottenham, ganando 2-1 en la ida, y empatando a 2 en la vuelta, en un partido muy sufrido.

En las semifinales, duelo fratricida ante el osasuna, en la mejor temporada de su historia, se las prometía muy felices cuando en el Sadar ganaron 1-0 con un solitario gol de Soldado, y que terminaría el conjunto, por entonces de Juande, remontando gracias a los goles de Renato y Luis fabiano en el partido de vuelta, pasando a la final ante el Espanyol en otro duelo fratricida, en el que Adriano adelantaba al Sevilla, gol al que respondía Riera, para llegar a la prórroga, donde Kanouté adelantaría a los hispalenses, durante 10 minutos, hasta que metió gol Jônatas. El partido llegó a la prórroga, donde Palop paró 3 penaltis convirtiéndose en el héroe de “La segunda”.

Ese mismo año, consiguió levantar la Copa del Rey.

La temporada 2007-08 ganó la supercopa de España ante el Madrid.

En las temporadas venideras, ya con Manolo Jiménez en el banquillo, vendría una copa en la temporada 2009-10, ganando al atlético de Madrid en la final.

Las tres temporadas siguientes serían “mediocres” para la racha que llevaba, hasta que en la 2013-14, y la 2104-15 levantaran dos Europa League, haciendo así historia.

Esta temporada 2015-16 pueden ganar su quinta Liga Europa, ¿lo conseguirán?

Se puede decir que en esta época tan exitosa, el gran culpable es Monchi, con su estilo de fichajes, como Luis Fabiano, Kanouté, Alves, Keita y más recientemente Rakitic o Bacca. Consiguiendo jugadores que se entienden a la perfección a muy bajo precio y vendiendo muy bien, además de cuidar el fútbol base. Monchi, un ejemplo de Director Deportivo.

De cuando el Sporting jugaba en Europa.

Con motivo de la reciente permanencia del sporting, vamos a hacer un repaso de lo que ha sido este conjunto en Europa.

Fundado un 1 de julio de 1905, no jugaría en la primera división del fútbol español, hasta 38 años más tarde, cuando debutó en la temporada 1943-44, donde empezaría su historia empatando por 0-0 ante el Espanyol. Terminando 7º clasificado esa temporada y manteniendo la categoría 4 años más, hasta que desciende y pasa a ser un equipo ascensor, es decir, oscila entre la primera y segunda sin estabilidad.

En los años 70, pasará la mejor época deportiva de su historia, manteniendo la categoría de oro durante más de dos décadas. Fue entonces cuando nación Mareo, fruto de la venta de Churruca al Athletic de Bilbao por 35 millones de las antiguas pesetas. Es entonces cuando el Real Gijón, como se conocía entonces por la prohibición de los “extranjerismos”, junta a su equipo que pasaría a la historia, con históricos canteranos como los hermanos Castro, Cundi, y los llegados de otros equipos como Mesa, Maceda o el gran Ferrero.

Es entonces cuando dan el salto en la liga y se “permiten el lujo” de llegar a dos finales consecutivas de copa del rey, perdiendo en ambas contra el Barcelona por 3-1 el 18 de junio de 1981, y 2-1 contra el Real Madrid en 1982.

Subcampeonatos coperos a parte, el Sporting comienza su andadura por Europa en la Copa de la UEFA la temporada 78-79, tras un meritorio quinto puesto en liga.

Su andadura en Europa comenzaba con el enfrentamiento ante el gran Torino de los años 80, a los que conseguiría superar en el Molinón por 3 goles a 0, cayendo en Italia por 1-0, con una eliminatoria global de 3-1 para los asturianos.

En la de dieciseisavos de final, el sporting caía 0-1 en el Molinón ante el Estrella Roja de Belgrado, empatando a 1 gol en Serbia, que a la postre acabaría llevando al Estrella Roja al subcampeonato por detrás del Monchengladbach.

Esa misma temporada, el Sporting de Gijón alcanza el mejor puesto de su historia hasta hoy, con el subcampeonato de liga, en detrimento del Real Madrid, lo que le vuelve a posibilitar disputar la Copa de la UEFA en la 79-80, donde caería a la primera ronda, perdiendo en Holanda con el PSV 1-0, y empatando en el Mollinón 0-0.

En la temporada 80-81 jugará por tercera vez consecutiva la Copa de la UEFA tras quedar tercero en liga el año anterior, donde volverá a caer en la primera ronda, tras caer con el Bohemians de Praga 3-1 en República Checa, y pese a ganar 2-1 en El Molinón. Esa misma temporada, quedaron en 7º lugar en la liga, imposibilitando jugar en Europa.

Habría que esperar nada menos que a la temporada 1985-86, para ver al sporting de nuevo en Europa, tras 5 años de no jugarla. La salida de Quini, y de algunos jugadores más, dio como respuesta un pequeño bajón después de los mejores años del club, pero con la salida de nuevos talentos como Ablanedo, Mino, o Eloy, unidos a la vuelta a casa del “Brujo”, darían como resultado un 4º lugar en la tabla en el año 1985.

En su nueva andadura por Europa, se las verían con el Koln (Colonia) alemán, con el que perderían 1-2 en el Molinón a pesar de que en el minuto 2, marcase Mino, empatando a 0 en Alemania y cayendo de nuevo en la primera ronda.

Ese año, en la liga no consiguen el objeivo de Europa, pero lo harán en el año siguiente, en la 86-87 cuando vuelven a quedar cuartos.

En el año 1987, ocurrió lo que nadie esperaba. Ese año, el Milán de Sacchi, un equipo casi imbatible se presentaba en Gijón dispuesto a arrasar como solía hacer, pero se encontraron con un Molinón entregado a la causa y unos jugadores con muchas ganas. El Milán se presentaba sin Baressi ni Maldini, pero con jugadores como Ancelotti, Van Basten o Gullit. Jugadores impresionantes que no fueron capaces de asaltar al equipo dirigido entonces por Novoa, con Eloy a los mandos, y aquel golazo de Jaime con una volea mágica ante el que poco pudo hacer el arquero italiano. Una de las mejores noches rojiblancas de la historia, la mejor sin duda en Europa, y para el recuerdo. En San Siro, el conjunto asturiano caería con honores tras un arbitraje más que dudoso, incluso Novoa afirmó que “ni el presidente del Milán lo hubiera hecho mejor”, acabando así con el sueño de eliminar al gran conjunto italiano que a la postre pasaría a la historia como uno de los conjuntos que mejor han defendido en la historia del fútbol. 

El conjunto rojiblanco pasaría unos años duros, hasta que el la temporada 90-91 conseguiría un quinto puesto que le daría acceso a la Copa de la UEFA por sexta y última vez. En la 91-92 el conjunto asturiano pasaría por segunda vez a los dieciseisavos de final tras superar al partizán de belgrado por penaltis, después de ganar 2-0 en el Molinón y perder 2-0 en Serbia. Caería en la siguiente ronda ante el Steaua de Bucarest, después de un empate a 2 goles en el Molinón, y caer 1-0 en Bucarest, quedando un global de 2-3.

A partir de esa temporada, el equipo se fue desmontando, con la salida de jugadores como Luis Enrique, Manjarín o Abelardo. Ello llevó al equipo a una crisis deportiva, que se unió a la económica después de la desastrosa gestión de la directiva, dando como resultado que en el año 1998 descendiese a la segunda división casi 30 años después, batiendo el triste récord de ser el equipo que menos puntos ha hecho en la liga española, con tan solo 13 unidades… 10 años después volvieron para estar 4 años en la división de oro, y, tras descender en 2012, volvieron este año, consiguiendo la permanencia con el sello de la cantera, que hace tres décadas les llevó al mejor rendimiento de la historia. Difícil repetir generaciones como esas, pero queda claro que los asturianos nunca se rinden, y siempre lucharán con ese orgullo de Mareo. 

Y AHORA QUE… TRAS LA JORNADA 38.

Cerramos la liga española… ¿Cómo habéis visto la misma? Vamos con un pequeño análisis por orden clasificatorio:

1º Barcelona (91 puntos)

Gran temporada del conjunto blaugrana. Poco que decir de una liga que ha estado monopolizada por los de Lucho. Desde que cogieran el liderato en la jornada 11, no han dejado de poseerlo hasta que han ganado la liga. Gran temporada de Luis Suárez sobre todo, con esos 40 goles, y todo lo que ha aportado al equipo, Messi ha estado a su nivel y Neymar ha sido la decepción del Barcelona. Los demás han estado a un alto nivel. También ha destacado Bravo.

2º Real Madrid (90)

Al conjunto blanco le hemos visto dos caras, además de Benítez-Zidane, hemos visto un Madrid en el Bernabéu y otro Madrid fuera de casa. En el Bernabéu ha sido lo que se espera de un equipo TOP, aunque haya perdido con Barcelona y atlétio, y haya empatado con el málaga, por lo demás ha regalado grandes tardes a la afición. Fuera de casa ha sido irregular, y eso le ha lastrado durante los dos primeros tercios del curso, acabando con 12 victorias consecutivas (récord histórico de la liga española) de la mano de Zidane, y un gran Bale.

3º Atlético de Madrid (88)

Meritoria temporada de los del Cholo, una vez más. Se han codeado con los dos gigantes, plantando cara hasta el final y compitiendo. Quizá los más regulares, a los que no hemos visto bajón de juego como sí ha ocurrido con Barsa y Madrid. Gran curso especialmente de Griezzman, y un gran final de temporada de Torres, que ha acabado con 11 goles (seguramente acabe renovando) y un coloso Oblak, al que solo se le ha visto un error, intrascendente, ante el Betis (5-1). Los rojiblancos han dejado de ser una sorpresa desde hace mucho tiempo, para pasar a ser una realidad, y aún les queda la final de la champions.

4º Villarreal (64)

Gran temporada para el submarino, que ha sellado su participación para la champions, cosa que no conseguía desde hace 5 años. Una sólida defensa y un acertado Bakambu, han permitido al conjunto de Marcelino llegar sin problemas a las últimas jornada. Temporada para enmarcar en Castellón, y sobre todo para Dennis Suárez.

5º Athletic de Bilbao (62)

Valverde ha conseguido meter a los vascos una temporada más entre los 5 mejores del campeonato, algo harto complicado, viendo de lo que se nutre este equipo. Siempre saliendo talentos de Lezama, como Williams, quien se ha consolidado, o Laporte, que ha brillado, el Txingurri ha sabido conjugar las piezas para pasar el comienzo dubitativo, donde incluso coqueteó con el descenso. Ascenso fulgurante de la mano de un Aduriz imperial, ayudado por el gran año de Raúl García. Buena temporada de los vascos que jugarán en Europa sin necesidad de previas.

6º Celta de Vigo (60)

Gran temporada de los celestes que disputarán competición europea 13 años despúes. Temporada notable de los gallegos comandados por un tridente casi de videojuego (Nolito, Iago Aspas y Orellana) que han llevado el peso del equipo. El Toto ha sabido transmitir un estilo de juego atractivo, y muy vistoso, que los jugadores han sabido llevar a cabo de manera fenomenal. La fragilidad defensiva, y el bajo rendimiento de los porteros, le han lastrado en una posible lucha por la curta plaza.

7º Sevilla (52)

Mala temporada de un equipo confeccionado para disputar la champions. Han sabido llegar a dos finales, pero en liga se han quedado con el triste récord de no ganar ni un solo partido fuera de casa, ni uno. Coincidiendo con una temporada brillante en casa, que le ha salvado de quedar más abajo aún. No hay explicación que justifique algo casi paranormal como es no ganar fuera de casa, pues, al final, alguno se gana casi por estadística.

8º Málaga (48)

Gran temporada de los boquerones quedando una vez más entre los 10 mejores, y a solo 4 puntos de la Europa League (en caso de que el Barcelona gane la Copa). Tras un comienzo dubitativo en el que no era capaz de hacer un gol, pero era difícil que se lo hicieran, se armaron atrás y fueron capaces de resolver muchos partidos por la mínima, permitiendo salir de abajo, y asaltar el 8º puesto. El Málaga ya es un equipo asentado en la 1ª división, y parece difícil que pueda caer. Brilló Juanpi.

9º Real Sociedad (48)

Decepcionante temporada de los realistas que no consiguieron el objetivo de pelear por Europa, con un decepcionante Moyes, y un Eusebio que hizo lo que pudo. Después de la debacle en El Molinón, 5-1 para el Sporting, Eusebio supo recuperar a un equipo que parecía hundido en la parte baja de la clasificación, con un juego directo, y con gusto por la pelota. Destaca el gran tramo final de Oyárzabal, mucho futuro.

10º Betis (45)

Se podría definir como una temporada más, y a pensar en la siguiente. Un equipo sin alma en la primera parte del campeonato, al que Merino ha sabido recuperar, dando identidad a los verdiblancos, y acabando en la mitad de la tabla. A ver a partir de Poyet. Descomunal Adán y Rubén Castro. Gran Musonda.

11º Unión Deportiva Las Palmas (44)

Elogio tras elogio, y nos quedaríamos sin palabras para describir la temporada de la UD sobre todo desde que Setién cogiese el equipo. Un juego atractivo y preciosista, con buen trato de balón, siempre buscando portería contraria, y con mucho descaro, pero siempre sabiendo que hacer con la pelota. Setién cogió un muerto, y lo hizo revelación de la temporada. Gran temporada de Jonatan Viera, y personalmente pienso que Roque Mesa es jugador de equipo grande.

12º Valencia (44)

Desastrosa temporada de los ché. Empezando muy bien con esa eliminatoria ante el Mónaco, todo fue un espejismo, pues desde el principio dio muestras de debilidad, en un equipo que estaba diseñado para la champions, pero en el que no se vio el nivel de las estrellas, y nunca hubo un líder en el banquillo. Gran error la llegada de Neville, dio muestras de mejoría con Ayestarán. Temporada para olvidar y a por la siguiente.

13º Espanyol (43)

Un poco en la línea del Betis, no ha destacado mucho en la temporada 2015-16, y a partir del domingo, es el minuto 0 del proyecto Chen. Mala temporada, con un cambio de entrenador que no sirvió absolutamente para nada. Muestras de debilidad en defensa y portería, ni la llegada de Duarte pudo frenar la sangría de goles.

14º Eibar (43)

Gran temporada de los armeros. Una primera vuelta excepcional que les ha permitido no pasar apuros, y una segunda vuelta un poco más decepcionante en cuanto a resultados. Mendilibar ha conseguido armar un equipo muy sólido, que sabe a lo que juega y sabe sus limitaciones. Un juego que se basa en la no especulación y el juego directo. Gran primer año en la élite de Keko y sobre todo los 18 goles de Borja Bastón.

15º Deportivo de la Coruña (42)

Inclasificable. Después de una primera vuelta que hizo pensar en una vuelta del “EuroDepor”, las riñas en el vestuario, la pésima gestión de grupo de Víctor Sánchez del Amo, y sus poco entendibles esquemas a veces, han llevado a una segunda vuelta indefendible, y que casi les da un susto a los coruñeses. Temporadón de Lucas Pérez.

16º Granada (39)

Una vez más, el Granada se ha salvado en el último mes de competición, con un 1-4 en el Pizjuán, y otras victorias importantes al final. El cambio de José González sentó muy bien en el conjunto nazarí, que dio un soplo de aire fresco. Buena temporada de los delanteros, Peñaranda y Succes, y meritorios 16 goles de El Arabi.

17º Sporting de Gijón (39)

Salvado con una carambola, ganando al Villarreal desde muy pronto, el gol del Betis ante el Getafe llenó de júbilo El Molinón, que terminó de estallar con el gol de Sergio, viendo la permanencia muy cerca. Lejos de la última jornada, el equipo del “Pitu”, ha remado contra todo, sin recursos, sin poder fichar, y han demostrado que hay ciertas situaciones que se pueden superar con ganas y solidaridad. Un equipo armado atrás, presión alta y velocidad, sobre todo por bandas, con un gran Jony, y jugadores muy jóvenes como Meré o Carlos Castro a los que habrá que estar atentos.

18º Rayo Vallecano (38)

Un año más, Jémez y los suyos han luchado, lo han intentado, pero han muerto en la orilla. Empezaron bien el año, y aunque siguen haciendo un juego preciosista, de la mano de Jémez y su extensión en el campo, Trashorras, han pagado cara su fragilidad defensiva, y tanto cambio en la portería (Yoel-Juan Carlos), donde habría que tener más regularidad. Aún así, el Rayo se irá a segunda dejando muy buen sabor de boca en primera división. Estos años con Jémez, han sido muy buenos, dejando grandes actuaciones, y grandes momentos.

19º Getafe (36)

El conjunto del sur de Madrid empezó el descenso antes que la liga. Con una planificación de plantilla nefasta, donde sobran muchos centrocampistas, y faltaron delanteros y defensas, los azulones han pagado muy caro la falta de gol, y la falta de defensas de garantías, llegando a poner a un mediapunta como lateral derecho. El debacle se veía venir. El geta se va a segunda tras 12 años meritorios en la primera división, dejando grandes actuaciones (como aquél mítico partido contra el Bayern de Munich).

20º Levante (32)

Desastre, malísima, serían algunos adjetivos que definirían la temporada en Orriols. El conjunto granota no ha conseguido en ningún momento el estímulo que necesitaba, ni la llegada de Rossi, ni la de Rubi, han conseguido sacar a flote un Levante que en ningún momento dio síntomas de equipo de Primera división. La única cara positiva del año podría ser Jefferson Lerma.